Algo de diversión. Espectáculo de pole dancing

Esta entrada se llama algo de diversión porque voy a compartir un video de pole dancing que personalmente disfruto viendo.
He hablado anteriormente de mis problemas con la comida, las consecuencias negativas que provoca la anorexia y la bulimia, y mi conflicto emocional para salir adelante.
Pero también quiero dejar claro que mi época en el mundo del striptease fue una época positiva, donde aprendí a relajarme, aceptarme y a divertirme.
Y he seleccionado este video y no otro porque la chica que aparece en él es Marcela, una compañera de trabajo.

Marcela y yo trabajábamos para la misma agencia, y coincidimos en muchos locales.
La recuerdo como una chica simpática, atractiva, y siempre perfectamente bronceada. Una chica brasileña que deleitaba a los espectadores con sus magníficos shows de poledancing.

Yo nunca llegué a ese nivel, y a pesar de sentir una gran envidia por su talento, siempre la felicité y admiré.
“Seguramente tiene una barra instalada en el centro de su salón y practica todos los días” me decía mi ego por detrás de la oreja para hacerme sentir mejor.

Felicidades Marcela!

Deja un comentario